Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Archivo para la etiqueta “Tim Burton”

La novia cadáver

Título: La novia cadáver

Tim Burton´s Corpse Bride

Dirección: Tim Burton, Mike Jhonson

Interpretación: Animación

 USA. 2005

 

 

-“¿No es una vista preciosa? , me deja sin aliento, bueno, lo haría si lo tuviera”

-“¿Para que subir cuando la gente se muere por bajar aquí?”

-“Y aunque se que muerta estoy, aún me quedan lágrimas que derramar”.

-“Dime querida… ¿Se puede partir un corazón que ha dejado de latir?”

Finos finados

Después de 340 películas escrutadas en este blog, esta es la primera de animación a la que hago caso. No es casualidad, siempre me ha parecido que el cine despersonalizado, se convierte en un mero entretenimiento, tal vez se obtenga más diversión, pero hay menos arte a la hora de poner sobre la mesa del espectador la propuesta. Siempre ha sido así para mí (esto es una opinión personal, claro) y si no hay interpretación, ni movimientos de cámara, ni fotografía real que admirar, la historia se parece menos a lo que yo considero cine. He querido sin embargo hacer una excepción con esta curiosa cinta animada que viene de la mano de Tim Burton porque, aunque sea de una forma diferente, Burton sí tiene una idea de arte muy homogénea a lo largo de la película, y los dibujos rememoran pinturas tenebristas, arquitecturas góticas, música funesta…

Burton confiere a la película un ambiente muy especial (de la mano de buenos dibujantes) los personajes con rasgos faciales exagerados y pieles grisáceas, así como la fría atmósfera por la que pasean, tan oscura y desalentadora, se contrapone a la esfera de los muertos, la de allí abajo, donde el colorido y la alegría brota a borbotones. La contraposición de estos dos mundos, dándole la vuelta a lo que tenemos en el imaginario colectivo resulta realmente arrebatadora y es un punto muy positivo para la película. 

Mucho ritmo, poderosa diversión, algunos momentos con magia, diálogos muy agudos con doble sentido (aunque a veces demasiado repetitivos) y una intensidad narrativa muy buena (con un guión solo apto para la innovación que en el mundo del cine de verdad se perdería si no encontrara la mano de un Peter Jackson o algo similar) son también parte de esta película, una historia sin duda singular con una oculta sensibilidad, grandes dosis de amor en tan extrañas circunstancias y bajo unos dibujos lúgubres y siniestros que resultan más cariñosos y emotivos que los vivos de carne y hueso.

Hay una macabra hermosura en toda la cinta, pero como digo, al final sólo son dibujos, ni si quiera intentan aparentar ser reales y aunque la textura uniforme que emana la cinta es soberbia en muchos aspectos y el ambiente tétrico del que se empapa es muy vivificador (el mensaje de la película es muy positivo, otra de las contradicciones del filme) la verdad es que todavía me pesas mis prejuicios contra la películas animadas. La apruebo, lo cual ya es un logro.

 

Vea el trailer de La novia cadáver

Nota: 5

Anuncios

Big Fish

Título: Big Fish

Dirección: Tim Burton.

Interpretación: Ewan Mc Gregor, Albert Finney, Jessica Lange, Billy Crudup, Alison Lohman, Helena Bonhan Carter.

USA. 2003

 

 

 

-“He llamado a todas las floristerías de cinco estados, les dije que era la única manera de que mi esposa se casara conmigo”.

-“No me conoces, me llamo Edward Bloom y te amo. He pasado tres años trabajando para descubrir quien eras, me han disparado, acuchillado y aplastado de vez en cuando, me han roto las costillas dos veces, pero todo ha merecido la pena ahora que te tengo aquí delante y por fin puedo hablarte porque estoy destinado a casarme contigo, lo supe desde el primer momento cuando te vi en el circo y ahora lo se aún con más certeza”.

 

De fábula.

 

Burton organiza un mundo mágico y febril de la mano de su portentosa imaginación. Esta historia sobre un contador de historias en la que nunca se sabe a ciencia cierta que es realidad y que es pura ficción dentro de la ficción, consigue emocionar, corresponder las ansias del espectador, induce a soñar y abrir la sonrisa y la mente. Su muy personal manera de entender el cine, nos deja un catálogo de personajes conmovedores, desde siamesas, gigantes, enanos, enamorados sin límites, pueblos fantasmas o peces centenario, que nos permite observar una película multi-relato, que a través de sus pequeñas fábulas nos transportan hacia un quimérico cosmos. Y  todo ello no nace de una magia predeterminada en el guión, sino de una curiosa relación paterno-filial que hace que el contador de historias protagonista de la película de lo mejor de sí mismo recordando e inventando las vivencias pasadas.

Esta historia multidisciplinar, da pie a Burton a piruetear de plano a plano con una grandiosa agilidad, a saltar de flashbacks en flashbacks de forma versátil y agradable para el ritmo de la película, no falta la emoción y no hay cabida para el aburrimiento en la forma de rodar de este cineasta en el alambre.

Eso sí, hay que ser un buen fan de Burton o del cine fantástico para que la película resulte verdaderamente explosiva a ojos del espectador, y es que por un lado, el animoso guión es rayano al desvarío y al dislate, aunque en mi opinión y de forma sorprendente aguanta bastante bien sobre la cuerda floja en la que se mueve. Del mismo modo, la película tiene mucha, mucha azúcar, especialmente en la historia de amor y a los que le vaya el cine más aguerrido se verán empapados por un baño de almíbar, muy pegajoso, aunque afectivo para lo que se quiere contar. Este hecho hace que en esta película, se pierda una de las características esenciales del cine de Burton, el humor negro y la escenografía gótica que le dan ese toque especial a las películas de este director, desaparece en este ‘Big fish’.

Del mismo modo, la película resulta muy irregular, es cierto que la versatilidad de las diferentes historias y escenas permite un vaivén muy apetecible un carrusel pintoresco sobre el que galopar con la melena al viento, pero no es menos cierto que no todo lo que nos cuenta tiene el mismo poder de seducción, con historias maravillosas y otras que resultan un salto al vacío después del éxtasis de la anterior.

 

Nota: 7

Navegador de artículos