Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Archivar en la categoría “Sudáfrica”

Tsotsi

Título: Tsotsi

Dirección: Gavin Hood

Interpretación: Presley Chweneyagae, Terry Pheto, Kenneth Nkosi.

Sudáfrica. 2005

 

 

 

 

 

 

-“La dignidad es el respeto por uno mismo”.

-“Dejame el bebé yo se lo devolveré a su madre”.

 

El asesino bueno.

 

Tiene Tsotsi (llamada así por el nombre del protagonista) una historia trabajada, escenarios bien buscados y cierto aprecio por conmover al espectador, al más puro estilo Hollywood sin que esto sea un piropo. Pocas credenciales más tiene para que la academia le otorgara el oscar a la mejor película de habla no inglesa en 2005, porque en general se trata de una obra entretenida, que tira de lágrima, pero demasiado evidente e incluso irreal. Trata de romper el convencionalismo de la delincuencia en los suburbios haciendo que un despiadado jovenzuelo se enternezca cuando coge a un bebé en brazos, pero es el único convencionalismo que rompe. El resto de premisas del género se cumplen a rajatabla. Niño que huye de sus padres por problemas de violencia y alcoholismo, dura vida entre chavolas que forjan la personalidad de un líder callejero y que se convierte en un adolescente capaz de matar por una migaja de pan y que es el más duro de la manada. Sólo el transcurso de un elemento de la historia le hace ser diferente y marcar otras pautas y encontrar la bondad en los ojos de un protagonista, por otro lado bien interpretado. Pero poco más, no veo ni la pericia técnica, ni mucho menos la credibilidad en la historia que deja demasiados flancos abiertos, los pasos entre la bondad y la maldad casi se desarrollan a bandazos, no escalonadamente y las relaciones que tienen el resto de los personajes con el protagonista tampoco son muy convincentes. Al final Tsotsi no es más que un correcto docudrama con pinceladas de cine social, con otro transfondo y entorno social, pero que salvo el protagonista está lleno de personajes planos. Una pena que la propia academia de Hollywood tire piedras contra su propio tejados premiando películas llanas, que se ve a la legua que no merecen ningún galardón por su simpleza. En cualquier caso, su historia justifica un aprobado por los pelos. Una lástima por Paradise Now que probablemente era la que más lo mereciera en ese año.

Nota: 5

 

Anuncios

Los dioses deben de estar locos

Título: Los Dioses deben de estar locos.

Director: Jamie Uys

Intérpretes: Marius Weyers, Sandra Prinsloo,N Xau, Louw Verwey.

Sudáfrica 1980

 

 

 

 

 

 

“Kit pensó que nunca encontraría el final de la tierra, pero un día, sin darse cuenta, llegó hasta el”.

“En el lenguaje bosquimano no existe la palabra culpable”.

Comedia de sabana

Demasiado sencilla para las verdaderas complejidades y dimensiones que podría abordar el guion, trata de explicar con un humor llano y carente de estridencias, las diferencias de dos mundos que, axiomas aparte, todo el mundo sabe que son diferentes. Los rasgos cómicos en los personajes y su excesiva teatralización restan fuerza a un guion que no obstante deja algunos buenos sabores de boca. Cuenta con una certera crítica al capitalismo en el propio guión, ya que el símbolo de una botella de coca-cola, que los nativos creen que es un regalo de los dioses, genera todo tipo de conflictos en la tranquila vida de estos hombres.

Nota: 4

Navegador de artículos