Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Archivar en la categoría “Polonia”

Blanco

Título: Blanco.

Dirección: Krzysztof Kieslowsky

Interpretación: Zbigniew Zamachowsky, Julie Delpy, Janusz Gajos.

Polonia 1994

 

 

 

 

-“Era de fogueo, la siguiente es de verdad…¿sí?”

-“Cambio mi anterior testamento y cedo todos mis bienes muebles e inmuebles así como todas las sumas de dinero depositadas en cuentas bancarias a mi ex esposa Dominique”.

-“Mi marido no ha muerto, está vivo”.

-“Compraremos un cadáver, hoy en día se compra de todo, puede ser de importación”.

 

Técnica sin viagra.

 

Pues sí, Kieslowsky es definitivamente un genio de la escenografía y la cámara haciendo una película bordada en cuanto a la técnica, sagaz, contundente en cada plano y preciosista cuando debe serlo. Es sin embargo, de menor calado que su predecesora Azul, en primer lugar porque, desde fuera, la historia es absurda y los personajes excéntricos, sólo el sublime manejo del ritmo de guión hace que no nos demos cuenta durante la película de que a estamos asistiendo, una venganza cargada de humor negro, rebuscada en rincones del alma para poner a los dos personajes (la insaciable Dominique y el impotente Karol), en igualdad de condiciones, aún así las sorpresas que te llevan y ese sutil sentido del humor hacen que el guión merezca la pena, pero desde luego pierde fuerza en los absurdos hechos que acontecen. Tampoco tienen tanta fuerza los personajes ni las interpretaciones, especialmente la de Julie Delpy cuya imagen de ‘gatita’ no termina de cuajar. La calidad fotográfica, aunque elocuente, también deja bastante que desear con respecto a otras películas de este autor. También deja bastante que desear el desenlace de la película, muy forzado, donde todo ocurre con demasiada premura, como si tuvieran que desliar el guión muy poco metraje y entre tanto parece muy poco creíble. Pese a todo la película es entretenida, sorprendente, soberbiamente realizada en cuanto a la técnica y con unos detalles de guión deslumbrantes (el peine-musical, el viejo que tras cobrar una gran suma decide enterrarla en un bote, el disparo de fogueo antes de un asesinato, el cajón robado con el protagonista dentro, el orgasmo telefónico de Dominique…) un placer al fin y al cabo.

 

Nota: 6

 

 

Navegador de artículos