Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Persona

Título: Persona

Director: Ingmar Bergman

Interpretación: Liv Ullmann, Bibi Andersson, Margathera Krook, Günnard Björnstrand.

 Suecia. 1966

 

 

 

-¿Crees que no lo entiendo? El sueño imposible de ser, no de parecer, si no de ser, conciente en cada momento, vigilante. Al mismo tiempo el abismo entre lo que eres para los otros y para ti misma. El sentimiento de vértigo y el deseo constante de al menos estar expuesta, de ser analizada, diseccionada, quizás incluso aniquilada. Cada palabra una mentira, cada gesto una falsedad, cada sonrisa una mueca”.

-Estabas realmente asustada ¿verdad? Durante un segundo has estado verdaderamente asustada no? Un verdadero miedo a la muerte. Pensaste que Alma se había vuelto loca ¿Qué clase de persona eres tú?

-Puedes ser una la misma persona a un tiempo. Quiero decir ¿yo era dos personas? Dios que tonta soy.

-No tiene sentido, él y yo no encajamos. Después una tiene mala conciencia por las cosas pequeñas.¿Tu lo entiendes?, ¿Qué pasa con todo en lo que crees? ¿No es necesario?

Pulso mental

Difícil, críptica con toques surrealistas y con un guión más intuitivo que narrativo, Bergman nos regala una película complejísima, inabordable, densa y con momentos fascinantes. El maestro sueco juega con el espectador avasallándolo con una reflexión sobre el propio cine durante los primeros cinco minutos, donde inicia su periplo con impactantes imágenes inconexas, comportándose como un demiurgo que mueve a su antojo los elementos. Luego comienza la historia que sirve de guión principal, una actriz pierde la voz durante una representación por una extraña enfermedad mental y queda al cuidado de una enfermera que para animarla a recuperar la cordura le habla constantemente contándole sus intimidades y temores, un autopsicoanalizándose a ojos de la actriz. Esta historia aparentemente sencilla se enreda formalmente de tal forma que los últimos 15 minutos de la narración resultan absolutamente incomprensibles, donde las barreras entre la realidad, el sueño, o los deseos se funden sin que el director trate siquiera de separarlos narrativamente. Las dos protagonistas sufrirán una especia de proceso de transmutación en la que sus personalidades convergerán de una forma misteriosa y enigmática, que insisto, el director no tiene ni el más mínimo interés por explicar. Si necesita comprender una película para disfrutarla no vea jamás Persona, se aburrirá y desilusionará a partes iguales, llegará a odiarla, si puede pasar por disfrutar de la forma y tratar de intuir el contenido, que se presta a múltiples interpretaciones, podrá disfrutar de unas actuaciones solidísimas capaces de sostener la película y transmitir fortísimas emociones. Las dos protagonistas mantendrán un pulso interpretativo y mental agotador y efectista que resulta admirable y muy persuasivo, tanto Liv Ullmann como Bibi Andersson rayan a un gran nivel.

Podrá también disfrutar de una fotografía maravilloso, potente, escurridiza a veces, y creando un ambiente siniestro en una película marcada por muchos primeros planos en los que se derraman las sombras con un efecto dramático imponente. Podrá asistir al ingenio narrativo del genio Bergman, con planos que posteriormente ni siquiera se han atrevido a copiar. La cara creada con las dos mitades de la protagonista al efecto de recoger la transmutación de la protagonista, la cara de perfil en primer plano tapando la mitad de la otra cara al fondo (efecto copiado por Abba en uno de sus famosos videoclips) o el hecho de repetir dos veces una conversación (Una desde el punto de vista de cada una de las protagonistas) sin necesidad de recurrir al plano-contraplano, son algunos de los recursos más famosos que se exhiben en este filme y que ya han quedado para la historia del cine.

Sugerente pero incomprensible, libérrima pero exasperante, hoy por hoy es una de las películas más complejas jamás realizadas y un orgullo para el cine independiente, referente para muchos directores que se han dejado arrastrar por su belleza formal y su atrevida puesta en escena sin importarles que la historia realmente tenga algún sentido o alguna intención más allá de la cabeza del director.

 

 

 

 

Vea el trailer de Persona

 

 

Nota: 7

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: