Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Niños del Paraíso

Título: Niños del Paraíso

Bacheha-ye aseman (بچه‌های آسمان ) (Children of heaven)

Dirección: Majid Majidi

Interpretación: Amir Naji, Amir Farrokh Hashemian, Bahare Seguidi

 Irán 1997

 

 

-“Ya no eres un niño, tienes 9 años, cuando yo tenía tu edad ayudaba a mis padres”

-“Tus zapatillas están muy sucias, me da vergüenza calzármelas”

 

Por unas zapatillas

 

La magia del cine iraní vuelve a obrar el milagro… nunca me canso del cine ‘made in Irán’ donde sin apenas recursos y con ideas sencillas se han creado algunas de las mejores joyas cinematográficas de los últimos tiempos y estos ‘Niños del Paraíso’ se corresponde con uno de sus mejores exponentes, a la altura de Buda explotó por vergüenza y Las tortugas también vuelan, otras dos obras magistrales que me emocionaron, también rodadas en persa.  El esquema en estas tres y en otras muchas de este país es siempre el mismo, niños como protagonistas, un guión aparentemente simplista que esconde mucho más, realismo punzante, y un drama edulcorado por los pequeños protagonistas que hacen que la triste realidad que viven se sobrelleve con media sonrisa, eso junto con algunos planos ingeniosos agudizados por la falta de dinero para montar la ingeniería cinematográfica que requerirían en otros países, la elección de escenarios reales de las calles de Teherán y algunas de sus casas más desconchadas y el buen gusto para utilizar los escasos recursos que tienen (el plano final en el que el pequeño pone sus pies en remojo es memorable) dotan de una personalidad propia y una capacidad para conmover al espectador.

 

 

 

 

 

 

La historia simple sobre la que se mueve la película es en esta ocasión la de un niño Alí, que pierde los zapatos de su pequeña hermana Zhara sin los cuales no puede ir a la escuela. Conscientes de que sus padres no cuentan con recursos económicos para comprar unos nuevos, urden una pequeña treta para intercambiarse las zapatillas en diferentes horarios sin que sus progenitores se den cuenta, una jugada que les llevará a mayores problemas y pequeñas aventuras inesperadas… Eso es todo, tan simple como la vida realista que trata de retratar la película, pero con un transfondo de pobreza que queda marcado al estar siempre presente durante el filme.

Con tan pocos elementos, Majidi sabe construir un guión prodigioso, lleno de fuerza, conmovedor, durísimo y esperanzador al mismo tiempo. El director maneja los tiempos narrativos con una suficiencia exquisita, infunde mediante pequeños trucos de cámara o elipsis una tensión narrativa prodigiosa para una historia tan esquelética, llega incluso a crear cierta ansiedad y tensión en el espectador que espera ávido el resultado final de una nimiedad, hace que nos apesadumbremos ante la lágrima de alguno de los pequeños y se guarda un final (la película va de menos a más) magnífico en el que acelera el pulso con un juego de niños.

La película no pasó desapercibida en el mundo del cine y fue una de las cinco finalistas para el Oscar a la mejor película extranjera el año que La vida es Bella se alzó como vencedora (demasiada competencia) luego se borró del mapa como tantas otras sin acceso a grandes distribuidoras, pero los afortunados que la hemos visto, sabemos que quedar terceros en una carrera puede ser mucho más importante que ganar.

 Vea el trailer de Children of Heaven

Nota: 9

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: