Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Un novio para mi mujer

Título: Un novio para mi mujer

Dirección: Juan Taratuto

Interpretación: Valeria Bertuccelli, Gabriel Goity, Adrián Suar

 Argentina 2008

 

 

 

-“Detesto enérgicamente el optimismo, me parece una forma estúpida de encarar la vida”.

-“Cuando empezaste a cambiar, yo me volví loco de amor por vos, empecé a sentir lo que sentía al comienzo”.

-“Pensé que amor era también ver la tele un domingo por la tarde tirados en el sofá”

 

Amar lo insoportable.

 

Exitazo de taquilla en su país de origen, esta comedia romántica argentina resulta simplona, con un corto análisis de las situaciones matrimoniales, poca altura de miras y escasa factura técnica que sólo trata de hacer reir con la situación esperpéntica que plantea (no descubro nada reseñable de ser Spoiler pues el título lo dice todo, es decir el protagonista masculino trata de que otro tipo enamore a su mujer para separarse de ella) y especialmente con el personaje femenino, un papel de mujer insoportable, criticona, vaga, inactiva, terriblemente fumadora, ama de casa sin ambiciones ni ilusiones, cuyas verborreas sobre su actitud ante una vida en la que todo parece molestarle resultan bastante graciosas, consiguiendo ser de largo lo más interesante de cara al espectador, antes incluso que la trama principal que resulta fallida por previsible, irreal, poco trabajada y no muy bien interpretada por parte de los dos personajes masculinos (marido y aspirante a amante). Pocos mimbres para una comedia agradable, sensiblera y que incluso hacia el final resuelve alguna empatía con el espectador y lo deja con el corazón tiritando, más suave y aterciopelado debido a algún planteamiento que no por convencional resulta menos efectivo y cumple el rol de comedia romántica. 

Pero como digo tiene un exponente muy válido, la actriz Valeria Bertuccelli, capaz de hacer sonreir al espectador, de hacerse absolutamente insoportable hasta decir internamente “yo también me divorciaría de ella” y virar gradualmente su interpretación conforme a la del personaje para engatusar al espectador, para hacerlo babear con una canción, con una simple sonrisa, con su sinceridad atroz pero fascinante y de verla cada vez más guapa, más mujer. El otro factor que hace más digerible la película es el transfondo social, en efecto comencé la crítica aludiendoo a un “corto análisis de las situaciones matrimoniales”, pero lo tiene, y eso en una comedia romántica ya es un paso importante. El despliegue de la película en la sala de un psiquiatra matrimonial con la pareja sentada para ser analizada es un claro indicio de lo que también pretende la película, ir a la raíz de las discusiones, de la rutina, desmenuzar la cotidianidad que rompe la magia con el tiempo y algo de eso sí que hay.

Pero son sólo dos notas afinadas en una película estereotipada, con algo de gracia, pero carente de mucho sentido.

No me iré sin comentar la terrible elección de Gabriel Goity para el personaje de conquistador por el que se pirran todas las damas, el Cuervo Flores, no resulta para nada real, un punto menos para la película.

 

Vea el trailer de Un novio para mi mujer

Nota: 3

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: