Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Soul Kitchen

Título: Soul Kitchen

Dirección: Fatih Akin

Interpretación: Adam Bousdoukos, Moritz Bleibtreu, Birol Ünel, Anna Bederke, Pheline Roggan, Lukas Gregorowicz.

 Alemania 2009

 

 

 

-“La gente no sabe lo que es sabor, sólo come mierda para llenar la barriga”.

-“Te acuerdas cómo besábamos los coños de las revistas… por cierto, esta es mi prometida”.

Con las manos en la masa

Con la ligereza de una Mousse de limón, Soul Kitchen empapa de humor la pantalla. Fatih Akin se pasa esta vez a la comedia con una divertidísima (que raro suena eso en una película alemana) historia acerca de un joven de ascendencia griega y las vicisitudes que tiene que sobrepasar para montar un bar-restaurante en Alemania… y esto lo hace el mismo director de dramones tan profundos como Contra la pared o Al otro Lado. Pero el cambio de género no parece ser un problema para este director de origen turco y afincado en Alemania que ha dado alguno de los mejores títulos de este país en los últimos tiempos, y ello porque ha sabido ponerse con las manos en la masa a trabajar la comedia, a amasar una historia jocosa, llena de complicaciones económicas, de encuentros y desencuentros emocionales, de extrañas relaciones familiares, de buena música, de situaciones hilarantes y de personajes repletos de vida con un mensaje optimista por delante incluso cuando las cosas pintan peor. 

La película resulta fresca y estimulante en un terreno tan cenagoso a veces como el del humor y con una gran oferta gastronómica de la mano de unos actores no muy conocidos pero que trabajan bien en sus papeles, con estados de ánimo zigzagueantes, imprevisibles como los avatares de la vida y cuya evolución se refleja también en la del restaurante como catalizador de las vidas de estos personajes, nada convencionales, pero sí verosímiles. Todos los personajes juegan un papel imprescindible en la película, todas las escenas están calculadas, y aunque al final pueda tener el aspecto de comedia ligera con poca altura de miras y algunos de los gags o chistes se produzcan por repetición, en general la obra resulta bastante redonda.

Interesante también el choque de culturas entre inmigración, alemanes de larga tradición e incluso inmigrantes chinos que se dan en una contagiosa coctelera.

El resultado final es el de una película agradable a la vista, muy cercana al espectador con un humor simple pero no idiotizado, alegre, humanista y que sobre todo hace reir, que es lo menos que se espera de una comedia y que resulta muy interesante en unos momentos en los que el genero parece haberse transmutado en vodeviles obscenos, concatenaciones de gags absurdos o en un batido de géneros donde el humor apenas ofrece un pequeño matiz. Soul Kitchen recupera el espíritu de la comedia primigenia pero adaptada a los toques modernos y aunque el resultado tampoco sea para caerse de espaldas si que al menos logra que creamos en este género y al mismo tiempo echar unas risas.

 Vea el trailer de Soul Kitchen

Nota: 7

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: