Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Match Point

Título: Match Point

Dirección: Woody Allen

Interpretación: Jonathan Rhys Meyers, Scarlett Johansson, Emily Mortiner, Matthew Goode, Brian Cox.

 UK. 2005

 

 

-“Todo el mundo teme reconocer lo importante que es la suerte. Según parece todos los científicos confirman cada vez más que toda la existencia es fruto del puro azar sin ningún fin ni designio”.

-“No veo que quieras a esa otra mujer como para sacrificar todo lo que has conseguido”.

-“No conoces a tus vecinos hasta que hay una crisis, aprendes a esconder la conciencia bajo la alfombra y a seguir, tienes que hacerlo, si no aquello te supera”.

Saque y bolea

Una de las mejores obras de uno de los mejores directores. Match Point está hecha con una elegancia deslumbrante, con una meticulosidad asombrosa, es redonda y perfecta en su confección (si entendemos por perfecto la adaptación precisa de los cánones clásicos del cine) y la encumbra como la mejor obra dramática del director neoyorquino (en otros parámetros habría que pedir permiso a películas como Annie Hall o Desmontando a Harry).

Allen nos pone sobre la mesa una introducción con una pelota de tenis haciendo las veces de parábola sobre la vida, luego comienza una virtuosa presentación de los personajes (fascinante la entrada en escena de Scarlett Johansson encarnando a Nola Rice) y poco a poco a la historia va reverberando  a ritmo de opera hasta un explosivo final… que no termina ahí si no que escala hasta un magnífico epílogo que nos lleva de nuevo a la parábola de la pelota de tenis. Así se estructura una película cosida fuertemente con un ritmo suave pero ascendente, agarrando al espectador a una historia que cada vez sube más su tono como una soprano en éxtasis. 

Todo en Match Point está milimétricamente cuidado. La escenografía reflejando la alta sociedad inglesa repara en todos los detalles con lámparas acristaladas, ampliaos ventanales para dar más juego a la iluminación, cuadros vanguardistas, un vestuario sofisticado… todo está preparado para sumergirte en la atmósfera de la yet set londinense, en ese mundo de opulencia tan lejano para el publico general en la realidad y que en esta película se muestra sorprendentemente cercano. La fotografía también sabe reflejar la maravillosa esencia de la capital inglesa y es que el bueno de Woody descubre la belleza de una ciudad con aire clasista y postmoderna al mismo tiempo y así aprende que no sólo en Nueva York puede salir una buena película, sino que entre las vistas al Tamessis, la Tate Modern , la City y los majestuosos parques de la capital puede construirse un escenario espléndido para una película de tal intensidad dramática.

De entre lo mejor de la película están sin duda los diálogos que recuperan la esencia más clásica del cine, entre citas devastadoras, palabras con doble sentido, mordaces ironías y silencios tremendamente expresivos capaces de contar más que cualquier monólogo de uno de los protagonistas. 

Con un buen elenco de actores, Scarlett Johansson deslumbra en la pantalla, te enamora desde la primera escena con una interpretación soberbia de un personaje muy complejo y arraigado a esencias vitales en connivencia con el espectador. Su rol de ‘femme fatale’ aturdida, con una belleza clásica apabullante (¡Dios que guapa es!), consciente del efecto que provoca en los hombres, insegura en algunos aspectos y despojada de toda la maldad que el cine suele  atribuir a las rubias explosivas, hacen de Nola Rice, una víctima inusual, un ser hecho para ser amado, tremendamente atractivo, tanto que eclipsa al resto de trabajos interpretativos que hubieran merecido una mayor mención de no estar ella. La selección del programa operístico como acompañamiento musical, resulta también de lo más adecuado para engrandecer la trama que nos brinda el director neoyorquino.

Con todo este bowl de ingredientes aparece el genio del director para cocinarlos lentamente con maestría y solvencia, un trabajo de dirección impecable, para manejar el ritmo la intriga y destapar todas las vicisitudes que va creando la película. El resultado es una reflexión al más puro estilo Woody Allen con la suerte como eje vertebrador, sobre como el azar puede tener tanta trascendencia en el éxito o el fracaso de una vida entera, a lo que se suman sesudas interpretaciones acerca de la pasión, el amor, el poder del dinero, las clases sociales o el límite humano para transformar una vida modélica en una execrable conducta. El punto justo que nos hace atravesar la barrera del mal y que todos tenemos aunque jamás lo hayamos pensado.

Vea el trailer de la película

Nota: 9

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “Match Point

  1. Pingback: Scoop « Palomitas con choco

  2. Pingback: El sueño de Cassandra (Cassandra´s dream) « Palomitas con choco

  3. Leslie en dijo:

    mmm es una pelicula con bastante pasion….el final lo enocntre poco claro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: