Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

El hombre del carrito

Referencia: H-0298

Título: El hombre del carrito

Dirección: Hiroshi Inagaki

Interpretación: Toshiro Mifune, Hideko Takamine, Hiroshi Akutagawa,Choko Iida.

Japón. 1958

 

 

-“Toxo escucha, ten confianza en ti mismo y no olvides que tu padre está siempre contigo”.

-“No le llames pequeño delante de sus amigos, cuando sus amigos lo escuchan se ríen de él y el pobre se siente incómodo”.

Radiografía de un buen hombre.

Sin más pretensiones. El hombre del carrito (o Muhomatsu no issho en su idioma original) es una sencillísima historia sobre un hombre, que pese a que no ha tenido mucha suerte en la vida ha sabido ganarse el aprecio de muchos por su generosidad, bondad y humildad, unas cualidades que despliega con su profesión, tirando de un carrito o rikisha (una ancestral tradición del transporte), pero sobre todo cuando voluntariamente se encarga de ciertas tareas en la educación de un muchacho cuando su padre fallece.

No hay nada espectacular, pero ciertamente Inagaki sabe dirigir la historia con fluidez y buscar en las pequeñas tribulaciones de la vida algo digno que contar, acompañada en todo momento, de un tono agradable y acompañamiento musical acertado.

Sin embargo, la película no puede huir en muchos momentos de su esencia insípida, y más cuando el director busca en todo momento huir del drama y con un recurso no demasiado cinematográfico. Cada vez que algo triste llega a la vida de los personajes, de un solo zarpazo corta la escena, elipsis, y a seguir con la vida. Eso puede ser un problema a la hora de conectar con la película, ya que aunque tampoco soy muy partidario de escudriñar el elemento melodramático de una película, tampoco se debe cortar de forma tan abrupta. Por el contrario sí edulcora bastante la historia, aunque sin llegar a ser excesivamente melosa y desde luego, en todo momento creíble.

Hay algunas escenas en las que participan actores secundarios en las que salta a la vista ese vicio demasiado común en el cine japonés como es el de teatralidad a la hora de actuar, personajes que dibujan una especie de pantomima en sus caras y que restan credibilidad en ese caso. Afortunadamente no es el caso del protagonista, el gran Toshiro Mifune que sí está a la altura de la leyenda forjada sobre él, un actor inconmensurable, incluso para el gusto occidental.

El personaje principal, en su concepción de guión, también merece ser destacada, un hombre al que vas conociendo poco a poco por sus flashbacks para comprender como ha llegado a ser, que se deja querer, pendenciero ante la injusticia, bueno ante la ternura, cómico y encantador cuando hay que quitarle hierro al asunto. Matsu no es un héroe, más bien lo contrario, es un hombre tremendamente humilde que también comete errores y los asume, pero cuando la película deja espacio a los títulos de crédito finales, la sensación que te ofrece es la de haber conocido a un gran, gran hombre, una persona excepcional en su sencillez.

Una obra con la que Inagaki cambió de registro y que valió el León de oro en el festival de Venecia pese a sus excesos sensibleros.

Nota: 6

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “El hombre del carrito

  1. josé pedro tista en dijo:

    Es una gran película del cine japones, donde se pueden adquirur estas películas.

    • juanfcaballero en dijo:

      No es fácil encontrarlas en una tienda habitual, pero a través de internet en lugares como dvdgo.com, zonadecompras.com en la tienda virtual de fnac se suelen encontrar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: