Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

La leyenda Bagger Vance

Título: La leyenda de Bagger Vance

Dirección: Robert Redford

Interpretación: Will Smith, Matt Damon, Chalize Theron, Bruce McGill, Joel Gretsch.

USA. 2000

 

 

 

-“Sólo hay un golpe que está en perfecta armonía con el campo, un golpe que es su auténtico golpe, y ese golpe lo va a elegir a él, hay un golpe perfecto que nos elige a cada uno de nosotros y lo único que tenemos que hacer es despejarle el camino, dejar que él nos elija”.

 

-“Dentro de todos y cada uno de nosotros hay un verdadero y auténtico swing, algo con lo que nacemos, algo que es nuestro y solo nuestro, algo que no se puede enseñar ni aprender, debemos mantenerlo vivo. Con el paso del tiempo el mundo puede robarnos ese Swing y queda enterrado en nuestro interior bajo nuestros habría, podría, debería… y hay quien llega a olvidar cual era su swing”.

 

En el ‘green’

 

No ha ganado grandes premios, ni ha conseguido atraer a una legión de fans y convertirse en una película de culto, y sin embargo, quién ve ‘La leyenda de Bagger Vance’ termina encantado e incluso extasiado por la sensibilidad y la fuerza emotiva de los diálogos de esta película. Para hacerlo posible hace falta un enorme trabajo de dirección y aquí, Redford, en ese aspecto se sale, y tiene un control total sobre la película sacándole el máximo partido a cada una de las escenas.

Son varios los secretos que hacen de esta  película una cinta entrañable. Por un lado, el tema elegido, el golf, no es un ambiente muy recurrente en el cine, y menos para mostrar valores de deportividad, emoción y épica, para los que se suelen elegir deportes más activos. El extraer estas emociones a lo largo de 18 hoyos, solo es posible (ya lo dijimos antes) gracias a una gran dirección. Y es que Redford sabe medir los tiempos con una precisión milimétrica e insuflar, a través de los diálogos y los movimientos de cámara una emoción al guión que por si solo no conseguiría.

Clave es también la ambientación años 30, el buen trabajo en aspectos como la fotografía, el vestuario el maquillaje y los juegos de cámara en el campo de golf, ofreciendo una profundidad para dilatar la emoción deportiva y haciendo de cada bunker y hondonada un verdadero desafío.

Nada desdeñable es tampoco la banda sonora de la película compuesta con gran sensibilidad por Rachel Portman  con melodías tan bellas como integradas en la historia. Y tampoco es vacuo el personaje que se saca de la manga este guión y que da nombre a la película. El extraño personaje Bagger Vance, muy bien interpretado por Will Smith. Esta mezcla entre ángel de la guarda y caddie, sabe guardar su esencia enigmática durante toda la película, con un perfil tan impertinente como solidario que termina por conquistar al espectador y por mantener una solidez y una originalidad que llama poderosamente la atención.

Pero no podemos pasar por alto, que la película también tiene algunos déficits que le hacen bajar su nota media y casi todo se centra en las tramas secundarias. Lo que interesa aquí es el duelo, la competición y la deportividad, el juego del golf, “el mejor juego del mundo” según se hace constar en la película. Pero al margen Redford intenta dibujar otras tramas secundarias que son claramente fallidas. Por un lado hay una historia de amor muy deslavazada y discontinua, que termina por perder el interés, por mucha belleza que atesore una Charlize Theron a la que dan ganas de comérsela en determinadas escenas, por otro también se deja entrever una historia de los derrotados por la crisis económica que dejó el crack del 29 y las ansias de superación de algunos de sus protagonistas para intentar salir adelante. Este matiz también queda muy escondido, con escenas que casi no vienen a cuento en mitad del maremagno deportivo, que están fuera de lugar, como metidas con calzador para intentar justificar la esencia social de los hombres que van a ver el juego.

Tampoco podemos decir que Matt Damon hace la interpretación de su vida, aunque para ser honestos tampoco es desastrosa.

En general la leyenda de Bagger Vance, deja muy buen sabor de boca y da la oportunidad de descubrir un nuevo género, otra mirada diferentes sobre el deporte, la caballerosidad y la épica. Bella e interesante.

 

Nota: 7

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: