Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Contra la pared

Título: Contra la pared

Dirección: Fatih Akin

Interpretación: Birol Ünel, Sibel Kekilli, Catrin Striebeck, Guven Kiraç

Alemania 2004

 

 

 

-“Soy una mujer turca casada, intenta algo y mi marido te matará”.

-“Si quieres de verdad a Cahit, déjale, vete”.

-“Cuando vi a Sibel por primera vez, estaba muerto, había muerto mucho antes de conocerla, me había perdido, había desaparecido, entonces ella irrumpió en mi vida, me dio amor y me dio poder”.

Amores suicidas.

Un dramón desdramatizado, rodada muy a la europea pero con los toques otomanos que la da su director de ascendencia turca y que incluye localizaciones tanto en Hamburgo como en Estambul.

Contra la pared cuenta una buena historia que trata de desmarcarse de lo de siempre en los ambientes de alcohol y droga, aunque tampoco lo consigue del todo, es sólo ‘ligeramente original’ desde luego no transgresora pero te deja un buen regusto de haber visto algo nuevo y esa es su mayor virtud. Cahib y Sibel tienen, cada uno por su lado, tendencias suicidas, pero cuando se conocen ambos ven un rayo de esperanza en el otro. Entre cocaína, alcohol, música funk y algún polvo esporádico con otras personas, ambos parecen haber mejorado de sus tendencias hasta que el destino los separa y tendrán que esperar para volver a verse. A priori esto es algo muy visto en su esencia, pero no en las circunstancias que definen la película con un tono fatalista que deja al espectador expectante de ver como se desarrollan los acontecimientos. Del mismo modo, lo ‘exótico’ del argumento, también permite algunos golpes de humor negro entre la desesperación de dos personajes que al menos luchan por intentar ser felices en lugar de arrojarse al vacío.

Entre las características técnicas, el director turco-alemán, se decanta por el modelo germano-europeo,  llevado por planos cortos, planos secuencia, una velocidad narrativa muy adecuada dependiendo del momento que quiera transmitir, es decir, muy correcto en el plano técnico, aunque no brillante.

Destaca sobre todo, esa especie de suciedad fangosa que imprime en los fondos, una oscuridad que de alguna manera también vertebra a los personajes, que da sentido a la película que amenaza constantemente a los personajes.

Bien fotografiada especialmente en las escenas rodadas en Estambul, también con calles muy grises y neones destartalados que roban la luz de los personajes.

Otra curiosidad de la película, es la ruptura temporal que ofrece, dividiéndola directamente en actos como si de una tragedia griega se tratase. Entre acto y acto vemos a una orquesta turca tocando a orillas del Bósforo con una preciosa toma de Estambul al fondo. No deja de ser una mera curiosidad, que a algunos incluso les parecerá pesados, solo trata de marcar de forma más eficaz los saltos en el tiempo.

Una película interesante pues, con cierto atrevimiento y una factura técnica muy correcta, suficiente para merecer el Oso de Oro en el Festival de Berlín.

 

Nota: 7

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Contra la pared

  1. Pingback: Soul Kitchen « Palomitas con choco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: