Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Hotel Rwanda

Título: Hotel Rwanda

Dirección: Terry George

Interpretación: Don Cheadle, Sophie Okonedo, Desmond Dube, Hakeen Kae-Kazim, Nick Nolte

UK 2004

 

 

 

-“Por favor no dejen que me maten, les prometo que no seré tutsi nunca más”

-“No van a quedarse Paul, no van a poner fin a la matanza”.

-“Son unos cobardes, Rwanda no vale para ellos un solo voto”.

La ética frente al machete.

No es Hotel Rwanda una película especialmente buena, pero sí la mejor de las pocas que han tratado el genocidio en Rwanda, la que al menos trata de explicar los orígenes, critica el deleznable papel de la ONU, y tiene algunas respuestas a porqué sucedió lo aparentemente inexplicable para el mundo occidental y lo menos explicable aún, porque occidente no le puso freno. Todo ello, de una forma bastante ‘blandita’ ante una de las mayores atrocidades que ha sufrido el mundo recientemente, una perversidad que acabó con la vida de cientos de miles de personas de una misma etnia y que aquí se muestra con dureza sí, pero desde la atalaya de un hotel de lujo, un oasis en medio de un desierto de carne picada para hacer soportable al espectador esta orgía de sangre en la que se convirtió este país.

Aún así, cualquier historiador coincidirá en que tiene lagunas importantes (especialmente en el raro comportamiento de la ONU) y que tampoco es un ejemplo para poner en las facultades de Historia, pero al menos es lo suficientemente didáctica como para saber algo sobre un conflicto en el que tanto Europa como Estados Unidos miraron para otro lado.

En cuanto a sus valores cinematográficos destacan especialmente las maneras de sus dos actores principales, Don Cheadle y Sophie Okonedo que saben interpretar el difícil trance de mantener el tipo, incluso el lujo, en mitad de tanta sangre. El otro gran logro es la tensión narrativa que genera el filme, especialmente en la segunda parte, llevando al guión hacia varios giros inesperados que ponen en alerta los peores temores del espectador y que conectan con sus miedos, ahí el director sabe como llevar al espectador a su terreno.

El guión no cae ni en sensiblerías, ni en heroicidades, el transcurrir aislado de la guerra permite mantener una postura bastante humana, comprendiendo el horror que se vierte afuera pero sin necesidad de mostrarlo de primera mano. Tampoco cae en la hiperbole pese a que la historia cuenta las acciones de un ‘Schindler’ a lo Rwandés, que siendo Hutu salvó a cientos de Tutsis del exterminio que se llevaba a cabo en las calles, pero en lugar de un hombre tocado por la varita mágica de la heroicidad, vemos a un ciudadano corriente, bueno y cuyas circunstancias (y su mujer) le llevan a tener que refugiar en su hotel a tantas personas.

Lo peor es una fotografía muy simplona, de telefilme, y la escasez de recursos técnicos tanto a la hora de mover la cámara, como a la hora de narrar una guerra (pocos efectos especiales y de sonido). Pero en definitiva es un filme digno, con importantes aspectos éticos, realizado con mucha honestidad y que nos enseña, sin mancharnos los ojos, en que horror puede convertirse este mundo en pleno siglo XXI.

Nota: 6

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Hotel Rwanda

  1. Pingback: Rwanda | TagHall

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: