Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Bodas y prejuicios

Título: Bodas y prejuicios

Dirección: Gurinder Chadha

Interpretación: Aishwarya Rai, Martin Henderson, Daniel Gillies, Naveen Andrews, Namrata Shirodkar, Indira Varma, Nadira Babbar.

UK 2004

 

 

-“India no es un parque temático, hace mucho que echamos a los imperialistas”.

-“La gente no ha dejado de ir a Italia porque hayan abierto un Pizza Hut en su barrio”.

Hollywood + Bollywood = bodrio

Este híbrido entre una comedia romántica hollywoodiense y la academia de baile callejera de Bollywood, tiene un aire desinhibido, chicos y chicas guapas, colorido, coreografías espectaculares y muy poco guión.

Lo peor es que intentan hacer pasar a esta especie de telenovela hindú por la adaptación del clásico de Jean Austin ‘Orgullo y prejuicio’, desde luego la adaptación es libérrima y en casi nada se parece al libro en el que dice estar basado.

La historia de las cuatro jóvenes hermanas a las que su madre intenta casar a toda costa, con dosis de moralina prematrimonial, románticos paseos junto al mar o bajo la luz del atardecer, castos acercamientos (Bollywood no permite ni los besos en sus historias de amor) se ha concebido a toda costa para un gran público, con grandes números musicales, y varias historias de amor que van superando sus obstáculos, muy previsibles en cualquier caso y poco interesantes.

Y es que el guión podrá tener muchas cosas, pero desde luego no orgullo, ni prejuicios, los personajes son planísimos y solo destacan por su banal capacidad para enamorarse no tienen potencial para emocionar o simplemente para dar credibilidad a la historia, algo a lo que no ayudan los intérpretes  en los que puede más el maquillaje que la emoción y que conste que la buena de Aishwarya Rai, no tiene nada que envidiar en belleza a las grandes de Hollywood, pero de ahí a saber actuar…

Lo mejor es como casi siempre en este tipo de películas la parte musical, algunas adaptaciones de grandes clásicos en inglés, bailes divertidos, otros más exóticos, con coreografías para atrapar al espectador al menos durante algunos minutos, la lástima es que no todas se justifican en el guión (eso de que unos pasen por la calle cantando y todos los viandantes y comerciantes se sumen al espectáculo bordando una coreografía al milímetro no es muy realista) y eso es algo que nunca me ha gustado de los musicales.

Al final es una película bobalicona, llena de Kents y barbies a lo hindú sin espíritu alguno, que mezcla escenarios de postal de la India, Londres y Los Ángeles (cuantas localizaciones desaprovechadas), que al menos es alegre y entretiene a ratos, y si te gustan las mujeres disfrutarás con la sola presencia de Aishwarya Rai, una de las actrices más bellas de la última década. Pero de cine y de historia… muy poco.

Nota: 2

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: