Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Darkness

Título: Darkness

Dirección: Jaume Balagueró

Interpretación: Anna Paquin, Lena Olin, Iain Glen, Giancarlo Gianinni, Fele Martínez.

España 2002.

 

 

 

-“Papá no está bien, a veces pienso que es la casa”

-“Al principio empezó como algo científico, estudiando el miedo ancestral que existe a la oscuridad”

Terror tribal

Darkness no deja de ser una película más de terror, de las que tiran de los mismos clichés de siempre, descaradamente efectista y con un guión agujereado como un queso gruyere por donde pierde credibilidad a mansalva. Pero tiene también la explotación de un elemento del terror tribal y ancestral, común a todas las culturas como es el miedo a la oscuridad, una vía bien aprovechada mediante la profundidad que se le da a los espacios ‘ciegos’ donde el mal acecha y que permite crear una sensación de inseguridad extraña, agazapada allá donde es imposible ver nada, acudiendo al terror psicológico como hilo conductor de la película, un elemento diferenciador que al menos, le permite estar, en mi opinión, un punto por encima de las decenas de producciones norteamericanas del mismo estilo que se exhiben como calcomanías en los cines.

Pero es quizá lo único que tiene de novedoso, en el resto de la película nos encontramos una casa antigua de aspecto siniestro que ha estado 40 años sin habitar y a la que se muda una nueva familia, espectros de niños supermalvados, elementos poltergheist y un padre que se vuelve neurótico al más puro estilo de ‘El Resplandor’, en definitiva los mismos tópicos de siempre.

La cinta también cuenta con un ritmo muy irregular, una historia de presentación de los personajes y ambientes que se alarga durante gran parte del filme, algo que llegaría a aburrir profundamente de no ser por los dos o tres golpes de efectos, (los primeros sobresaltos del espectador) bien distribuidos que empiezan a determinar el elemento perturbador de la casa. Por el contrario después de un largo tiempo de calma, llega la tempestad durante los últimos 40 minutos de la película, con una acción atropellada tras un inesperado giro de guión y donde prima más la angustia de los personajes que el propio gusto por el miedo, un final más sólido que el resto de la película por intensidad.

En cuanto a la técnica, también un poco lo de siempre en el estilo narrativo de este tipo de películas, es decir, sonidos que se cuelan susurrantes, puertas que chirrían, planos fijos para permitir durante un instante el paso fugaz de un espectro, juegos de iluminación tenebrista y algún movimiento de cámara para descubrir en alguna esquina algo perturbador que descubre el espectador pero que sigue permaneciendo ajeno a los personajes. Solamente destacan un par de elementos técnicos, por un lado, los movimientos de cámara balanceándose histriónicamente para generar una sensación de angustia, poco acertados en mi opinión y por otro, lo que reseñaba al principio, de la capacidad de otorgar profundidad a la oscuridad de tener una percepción psicológica longitudinal de lo que no se ve, algo que si se hace con maestría en mi opinión.

Pese al elenco internacional de actores, el resultado interpretativo es por lo general bastante mediocre y no saben poner en pie la demencial historia que se pone sobre el tapete.

En definitiva, una película que aunque tiene ciertas líneas de renovación, de intentos frustrados de hacer algo diferente no deja de ser algo más de lo mismo en el género con muy pocas aportaciones.

Nota: 4

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: