Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Todos tus muertos

Título: Todos tus muertos

Dirección: Carlos Moreno

Interpretación: Álvaro Rodríguez, Jorge Herrera, Martha Márquez, Harold de Vasten.

Colombia. 2011

 

 

 

 

 

 

 

-“Yo te lo iba a solucionar porque creí que había tres o cuatro muertos, no cincuenta”.

-“Ese se lo devolvemos a su madre, los demás llévenselos si quieren”.

 

Masacre anodina.

 

Una película que tiene más interés por la curiosidad que despierta que por su calidad cinematográfica, pero que sabe ocultar bien sus carencias detrás de una trama casi absurda, pero manejada de tal forma que consigue mantener la atención del espectador, sorprender e incluso hacer reír ante un hecho tan tremebundo y abyecto como es una matanza humana.

Todo comienza en un día de elecciones a la alcaldía en un pueblo de Colombia cuando un granjero local sale a cuidar sus campos de maíz y en medio de su cosecha se encuentra amontonados decenas de cadáveres. Este es el punto de vista sorprendente, la arrancada brutal de una película que desde el principio hace plantearse decenas de preguntas al espectador.

Sin embargo, el desarrollo de la misma, desdramatiza totalmente la situación, y el guión comienza a tejer una especie de broma en torno a los cuerpos, como si la muerte fuera anodina,  como si no hubiera horror tras 50 cadáveres y un puñado de buitres sobrevolando. La trivialización de una situación tan dantesca, es sin duda un punto de vista original, innovador incluso, pero al mismo tiempo decapita la credibilidad del film que desde ese momento está más enfocado hacia el espectador como un entretenimiento caricaturesco que como una obra de arte.

Esta envoltura de inverosimilitud también se traslada a la composición de los personajes, también caricaturizados, poco convincentes, pero divertidos dentro del absurdo que propone el director. El campesino paleto, el alcalde corrupto, el periodista interesado y los dos militares sin ideas propias componen la terna de personajes-marionetas, descaradamente topificados hasta el punto de hiperbolizar sus características comunes a otros personajes, lo que ya de por sí, no los hace tan comunes.

Desde luego no es una película al uso, tiene una visión y un manejo de la cámara muy moderno, un enfoque innovador, una extraña percepción de los acontecimientos, un guión impactante y buenas dosis de imaginación. Eso es ya de por sí un valor a tener en cuenta, y de agradecer, aunque para llevarlo a cabo tenga que dejar fuera algunas de las reglas básicas del buen cine.

Aunque sin mucho efecto por su puesta en escena, también se encierran buenas dosis de crítica social en la película, especialmente en el interés de las autoridades políticas por deshacerse de los cuerpos en un día de elecciones.

No es la mejor, pero sí la propuesta más sorprendente de todas las presentadas en la 37 edición del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva.

Nota: 6

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: