Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Karen llora en un bus

Título: Karen llora en un bus

Dirección: Gabriel Rojas Vera

Interpretación: Ángela Carrizosa, María Angélica Sánchez, Juan Manuel Díaz, Diego Galindo.

Colombia. 2011

 

 

 

 

 

 

 

-“No te disculpes por lo que somos, simplemente nos equivocamos cuando nos casamos”.

-“No tengas miedo de vivir la vida, arriésgate”.

 

A lo Bridget Jones

 

Historia de superación personal, de autorreivindicación de una mujer, de elaboración de los proyectos personales de vida sin injerencias ajenas. De eso nos habla ‘Karen llora en un bus’, una película sutil, pausada, reflexiva, metódica, pero en la que quizá todavía se nota demasiado una dirección novel e inocente.

La película nace de la cotidianidad en las calles de Bogotá, del ambiente urbano (definido con corrección pero sin brillantez) y sobre todo del personaje femenino, la clave sobre la que se soporta el filme, una heroína tipo Bridget Jones, buscando la emancipación total, rompiendo estándares, buscando su propia identidad, ‘repintando su vida’ como ella misma dice a lo largo del filme y rompiendo con un matrimonio que le permitía una buena posición social, pero que la ataba a la hora de realizarse. Bien definido el personaje y bien interpretado por Ángela Carrizosa, un descubrimiento que debuta en el cine con soltura y credibilidad.

Estos son elementos suficientes como para que la película fuera preseleccionada primero para el Festival de Berlín y ahora para el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva donde ha tenido buena acogida entre el público.

Sin embargo, en mi opinión a la película le falta fuelle a la hora de desarrollar la trama, con escasa intensidad dramática y superficialidad, lo que quizá redunda en su buena credibilidad pero afecta al interés general del filme, que por momentos resulta demasiado lento. Le faltan sobre todo puntos de inflexión, elementos que dinamicen la película porque en general resulta demasiado plana y un punto más de perspicacia técnica, que en un filme de estas características no se apoya demasiado en planos detalle, desenfoques o la musicalidad propia de estos filmes intimistas y que le aportarían más sensibilidad si es lo que realmente se quiere resaltar de la película.

Tiene pues buenos mimbres e intenciones, bucea en la personalidad femenina, en los deseos y aspiraciones de esta mujer y ese aspecto ya hace que la película merezca la pena, pero le falta aprovechar más estos recursos dar un golpe de efecto, despertar más sensibilidad, implicar aún más al espectador no sólo a través de la protagonista (que lo hace) si no con el resto de personajes y con la narración en sí de la película, porque al director se le escapa el elemento manipulador de las imágenes tan necesario para hacer asomar una lagrimilla en una película de este aspecto.

 

Nota: 6

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: