Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

El viento que agita la cebada

Título: El viento que agita la cebada

Dirección: Ken Loach

Interpretación: Cillian Murphy, Padraic Delaney, Liam Cunninghan, Orla Fitzgerald, Mary O´Riordam, Mary Murphy.

UK 2006

 

 

 

 

 

 

 

-“No quería meterme en esta guerra y me metí, ahora no puedo salirme de ella”.

-“Es muy fácil saber contra que se está, pero es mucho más difícil saber a favor de que se está”.

 

Combativa y comprometida.

 

Muchos achacan a Ken Loach su escaso pudor a la hora de fijar sus ideas, de ser maniqueo en cuanto a su puesta escena. Pues para bien o para mal Loach es así, comprometido con la izquierda, rebelde, combativo y no tiene otra forma de expresar su  personalidad. A quién le moleste su ideario, que no vea sus películas, pero se perderá a un gran cineasta.

En ‘El viento que agita la cebaba’, Loach se adentra en el germen del conflicto irlandes, en los años 20 del pasado siglo cuando el imperio británico, a juicio de Loach (y de muchos historiadores) gobernaba con mano de hierro y con estado policial a la comunidad irlandesa que ansiaba libertad. Fueron esos primeros pasos del IRA los que refleja Loach en la película a través de la vida de dos hermanos implicados en esta lucha que el autor justifica en todo momento (y recordemos que Loach es británico).

El director consigue aportarle al guión una gran intensidad narrativa, una agilidad dramática en la que constantemente hace recaer el interés del espectador y en todo momento la película es aparentemente muy realista (otra cosa es que no lo sea o que la historia esté sesgada hacia un bando) lo que consigue, en todo aquel que sepa apartar sus prejuicios políticos, que nos metamos dentro de la vida de un guerrillero del IRA, una vida apasionante y no exenta de problemas y es que la humanidad que consigue inyectar a sus personajes hace aflorar emociones con una tremenda eficacia.

En el ámbito técnico, la película también es notable con una bellísima fotografía basada en los exteriores de los verdes campos irlandeses y una magnífica iluminación, además de la buena evocación de la época por el vestuario y la escenografía.

En fin que es una película para enrabietarse, para cerrar los puños de indignación, para rebelarse, pero también para disfrutar, para sentir y para implicarse. Tiene grandes alicientes y un final perverso y desgañitado que arruga el corazón. Elementos de sobra para que el jurado del festival de Cannes decidiera otorgarle la palma de oro a la mejor película y en cuanto a los guiños políticos que muchos tratan de llamar como imposición de una opinión, yo, prefiero llamarlo compromiso, juzguen ustedes.

Nota: 7

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “El viento que agita la cebada

  1. Esta película si me gusta, tiene una muy buena pinta.

  2. Pingback: Los lunes al sol « Palomitas con choco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: