Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Italiano para principiantes

Título: Italiano para principiantes

Dirección: Lone Sherfig

Interpretación: Anders W. Berthelsen, Anette Stovelbaek, Ann Eleonora Jorgensen, Peter Gantzler.

Dinamarca. 2000

 

 

 

 

 

 

 

-“Ahora da clases de italiano, una vez a la semana, las organiza el Ayuntamiento”

-“Cuando muere alguien, ¿Cuánto tiempo hay que esperar para enamorarse?”

-“Se que no entiendes lo que estoy diciendo, pero si no lo digo ahora, no lo diré nunca, te quiero y quiero estar contigo siempre”.

 

Amore a la danesa.

 

Seis personajes en busca de amor que se encuentran en una clase de italiano. Bajo esta premisa que pudiera parecer superflua, se esconde una comedia romántica inteligente, sencilla, melancólica, graciosa y muy eficaz que va (como diría un italiano) ‘in crescendo’.

Esta fue la quinta película elaborada por el movimiento dogma (la primera dirigida por una mujer) que aborrece los artificios, la música extradiegética, los decorados artificiales e incluso la iluminación no artificial, incluso los títulos de crédito tienen que darse en elementos internos de la propia película. Mientras el resto de directores del movimiento dogma, optaron por dramones extremos (Bendito Von Trier)  Sherfig optó por una comedia mucho más ligera, pero muy bien dirigida y muy compleja bajo una aparente sencillez.

Lo bueno de italiano para principiantes es que es tremendamente honesto, los personajes, con sus defectos y sus virtudes te van atrapando, los vas aceptando aunque sepas de sus deslices y de sus miserias, pero también consigues comprenderlos y reírte con ellos, en esta película coral en la que es fácil empatizar con sus seis protagonistas, y así te encuentras que en la recta final de la película cada nuevo paso, cada nueva hazaña, la sientes como tuya, consigue un gran realismo (los movimientos de cámara al hombro ayudan, así como las interpretaciones) y una enorme implicación del espectador, que también se emociona cuando las cosas no vienen bien dadas, porque como buena comedia, tiene que tener un punto dramático.

El romanticismo, especialmente al final, es quizá demasiado meloso y en mi opinión le quita gracia y realismo a la historia, pero en general la película mantiene muy bien el tipo.

La clave, creo, está en la consecución tan precisa de hasta seis personajes, todos ellos muy diferentes entre sí, una extranjera, un cura, una solitaria, un inseguro, un borde y una peluquera lanzada, una gran variedad que permite conocer con amplitud diferentes puntos de vista y transmitiendo en todo momento sinceridad, desconcierto, pasión en ocasiones… la vida misma, una vida amable en la que se superan los sinsabores con un happy end no muy adecuado pero perdonable.

 

Nota: 7

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: