Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Bienvenidos a la casa de muñecas

Título: Bienvenidos a la casa de muñecas

Dirección: Todd Solondz

Interpretación: Heather Matarazzo, Angela Pietropinto, Victoria Davis, Christina Brucato.

USA 1995

 

 

 

 

 

 

 

-“Mañana en el mismo lugar a la misma hora, no faltes, es tu violación”.

-“Me largo de aquí, quién sabe, tal vez si trafique con drogas ahora”.

Púberes y complicados.

Fascinante radiografía de la juventud estadounidense sobre las complicaciones de una niña de once años que vive la crudeza de las circunstancias y especialmente de sus compañeros de clase en su incipiente despertar sexual. Es un relato ácido, pero con toques de humor negro, con críticas punzantes acerca de los estilos de vida de una juventud perversa, jerarquizada y egoísta.

Al contrario de lo que ocurre en otros relatos de Solondz, la película narra la normalidad, no la excepción o la aberración como ha llegado a hacer en otras películas que pecan de abrir demasiado la herida. Aquí el amargor es más sereno y por tanto más verosímil y la naturalidad con la que se desencadenan los acontecimientos es de agradecer, pero tampoco con autocensuras o puritanismos, Solondz pone encima de la mesa todo lo que hay que poner, en bruto y sin atenuantes, si la historia es más moderada que en otras películas es porque su propia naturaleza es así, no porque se guarde algo bajo la manga. Aún así sigue teniendo el sello de crudeza de este director, todo basado en el guión (lo que deja premeditadamente al aspecto técnico en un segundo plano) en dar profundidad a unos personajes siempre jóvenes, someterlos a presiones cotidianas y apretar un poco las tuercas del relato en cada giro de la narración para que cada vez  el espectador quede más enganchado a la trama, que se desarrolla en escenarios muy cotidianos (el colegio, el hogar familiar, las calles de la ciudad…) para que todo incida en la veracidad de lo que nos cuenta sin tapujos.

Muy buena la interpretación de la jovencísima actriz que tiene que lidiar con un papel realmente complicado de niña ‘gafapastas’, mancillada, superada por la presión y que trata de expresar sus primeros ataques de libido con escasa fortuna. Su papel vejado consigue dotar de a un mayor expresividad y dramatismo a la película.

Quizás la película tenga mejores aspectos en los sociológico que en lo cinematográfico, pero al fin al cabo, el objetivo de impresionar, de despertar el interés (el ritmo es muy preciso y no aburre en ningún momento) y su capacidad para incomodar y dejar un regusto amargo en el espectador se consigue con creces y solo por eso es una película digna de ver y de estudiar. 

Nota: 8

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: