Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

La comedia sexual de una noche de verano

Título: La comedia Sexual de una noche de verano

Dirección: Woody Allen

Interpretación: Woody Allen, Mia Farrow, José Ferrer, Julie Hagerty, Tony Roberts

USA. 1982

 

 

 

 

 
 

-“Esas chicas que se han criado en los conventos, en la cama son unas fuera de serie”.

-“Es un médico buenísimo, nunca ha perdido a un paciente, tal vez ha embarazado a un par de ellas, pero nunca ha perdido a ninguna”.

-“El acto sexual alivia tensiones y el amor las crea”.

Un Woody costumbrista

Comedia romántica con el humor de altos tintes intelectuales al que nos tiene acostumbrado el maestro Woody Allen, y tomando como referencia esta vez un bucólico paraje campestre, bien fotografiado, pero sin la magia a la que nos tiene acostumbrados en sus obras más urbanas. El resultado es así una película agradable, con grandes dosis de humor, que se deja ver, pero que enflaquece en su nudo argumental, siendo así una de las obras ‘menores’ de este gran director.

En cualquier caso la película es muy entretenida, rezuma humor por los cuatro costados, de ese que además tiene segundas intenciones, del que además sirve para hacer pensar, del que trasciende días después de haber visto la película. Sin embargo, este aspecto filosófico de la película pierde sus efectos cuando la película recurre a extraños elementos exotéricos para hablar del amor o del sexo (a través de fantasmas, o sombras extrañas que capta una máquina inventada por el personaje que interpreta Woody).

La introducción de estos elementos, aportados quizás en un afán de ofrecer más dinamismo a la película, resulta contraproducente para el filme, hace que muchos de los razonamientos resulten absurdos y desembocan en un final (lo siento Woody) patético y surrealista más parecido a un espectáculo circense que a una película de uno de los grandes.

Hasta llegar a este desaguisado final, nos quedan, como siempre en Woody, los diálogos, absolutamente mordaces, intencionadísimos, disparados directamente al intelecto, críticos, cínicos, y muy, muy graciosos.

Pero a la obra en general le falta sentido, es un tanto caótica y se sustenta en los múltiples guiños y en la frases geniales que sueltan todos los personajes. La música de Felix Mendelshon es tan acertada como inspiradora.

Nota: 5

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “La comedia sexual de una noche de verano

  1. Angus en dijo:

    no la he visto 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: