Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Ciudad de vida y muerte

Título: Ciudad de vida y muerte

Dirección: Lu Chuan

Interpretación: Liu Ye, Gao Yuanyuan, Hideo Nakaizumi, Fan Wei, Ryu Kohata.

China. 2009

 

 

 

 

 

 

-“Al final vivir se hace más difícil que morir”

-“Hoy 100 mujeres abandonarán el campamento, los japoneses han amenazado con bombardear la zona de seguridad”.

-“Ejecutaron a todos, sólo hemos sobrevivido nosotros dos”.

 

Superproducción con alma

 

-Una gran sorpresa esta Ciudad de Vida y Muerte basada en los hechos reales de la masacre de Nanking por la invasión japonesa que dejó 300.000 víctimas mortales. La película se muestra en toda su crudeza en una obra faraónica al estilo de las grandes superproducciones bélicas de Hollywood, con grandes efectos especiales y de sonido, un gran trabajo de vestuario y maquillaje y la participación de miles de extras para dibujar la epopeya que debió ser la conquista de la ciudad con sus atroces consecuencias y todo ello revestido de un acertadísimo blanco y negro que le otorga una emotividad impresionante. Nada que envidiar a otras grandes del género como La delgada línea roja o Salvar al soldado Ryan. Pero es que además la película tiene alma, el gusto por los símbolos, los detalles y la simbología ofrecen un buen puñado de claves a desgranar a un espectador avezado le ofrecen algo más que unas montañas de cadáveres que, ya de por sí, significarían mucho por la magnificencia a la hora de fotografiar la muerte y sus polvorientas secuelas. Tiene sin embargo, algunos problemas para encontrar el rumbo, algunos circunloquios fílmicos que le llevan a acaparar demasiadas perspectivas acerca del mismo suceso, lo que puede llegar a confundir al espectador u olvidarse directamente de las tramas, todo ello junto con un excesivo metraje (más de dos horas y media) hacen que por momentos pierda algo de intensidad de la que a veces te regala con momentos que de veras te arrinconan en  la butaca y te dejan sin habla.

Tan fría como intensa por momentos y ofreciendo una visión multiperpectivista, con protagonistas en ambos bandos, a la pelicula le falta la emoción de centrarse en una vida en un ejemplo para comprender el horror de lo vivido, su deambular por los personajes en una obra coral sin un protagonista claro hace que la ambientación y el visionado del conjunto sea ejemplar, pero pierda emoción en algunas secuencias claves, donde al no estar integrados con los personajes que en esos momentos cuentan el drama, no hay una conexión profunda con el espectador.

Su factura formal es impecable, de tintes más occidentales que los habituales encuadres del cine asiático pero si captando la belleza en las escenas como hacen muchos de los compatriotas de Luan. Muy, muy interesante.

Nota: 7

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: