Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Underground

Título: Underground

Dirección: Emir Kusturica.

Interpretación: Miki Manojlovic, Lazar Ristosvki, Mirjana Jokovic, Slavko Stimac.

Yugoslavia. 1995

 

 

 

 

 

-“Estamos todos locos Natalija, lo único que pasa es que no hemos sido informados del diagnóstico”.

-“El comunismo es un enorme sótano”.

-“Una guerra no es una guerra hasta que el hermano mata a su hermano”.

 

Caos dentro del caos.

 

La particular habilidad para la ambientación grotesca que tiene Emir Kusturica es una de sus señas de identidad que en esta película se refleja como en pocas. Animales sueltos, decoraciones surrealistas con objetos imposibles, vestuarios fuera de lugar en las escenas y cínicas recreaciones callejeras, le sirven al director para escapar de los tópicos y ponerse a años luz de los mismos. La película es en sí una sucesión de situaciones esperpénticas, un rosario de locuras y disparates de tintes cómicos que suelen funcionar con maestría en las cintas de Kusturica, el problema de la cinta en esta ocasión es que el entorno en el que transcurre la película no es precisamente cómico, desde la segunda guerra mundial, hasta la guerra de los Balcanes pasando por la dictadura comunista de Tito, el ambiente político de represión, muerte y catástrofe es lo que marca el periodo de la película, y mezclarlo con monos deambulantes, ‘topos’ humanos, interpretaciones histriónicas e historias rocambolescas no casan bien y se hecha de menos un ambiente más real. Con todo está claro que la película tiene ese ambiente especial marca de la casa del director yugoslavo, (por algo le tuvieron que dar la palma de oro en el festival de Cannes) y en la tercera parte de la película (dividida en tres espacios temporales diferentes) es cuando las excentricidades alcanzan el rango de poesía, esa parte por sí sola resulta magnífica, pero en el conjunto de la película es sólo un muy buen detalle.

A su favor también tiene la inagotable fuente de ideas las pequeñas historias que van encadenándose una tras otra casi sin dejar respirar, pero esto también tiene un problema ya que puede resultar agotador en un metraje de más de 2 horas y 40 minutos, excesivamente largo y a la vez colmatado que requieren de cierto ejercicio intelectual.

La forma de tratar a los personajes resulta muy curiosa también, por un lado son casi meros títeres de las circunstancias, resultan casi despersonalizados pero por otro lado su fortaleza reside en su especial manera para desenvolverse entre el bien y el mal sin caer en lo maniqueo, son como son, ni malos ni buenos, y eso si en un rasgo que los humaniza.

En definitiva una sátira eficiente, con rasgos humorísticos pero que, a mi personalmente, me resulta poco apropiada por lo que resulta difícil meterse dentro del celuloide.

Nota: 5

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: