Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

El banquete de bodas

Título: El Banquete de bodas

Dirección: Ang Lee

Interpretación: Ah Le-Gua, Sihung Lung, May Chin, Winston Chao, Mitchell Lichtenstein.

Taiwan. 1993

 

 

 

 

 

 

-“Renuncié a demasiado por un permiso de residencia”.

-“Estas viendo el resultado de 5.000 años de represión sexual”.

 

Boda para tres.

 

Choques socioculturales, problemas raciales y de inmigración, la homosexualidad, las costumbres, las extrañas relaciones humanas… todo bajo el paraguas de una comedia ligera, de un humor a veces demasiado sutil para disparar la sonrisa y que trata temas muy profundos con levedad, desarrollando la trama sin apenas complicaciones y parafernalias. Es una película interesante, fácil de ver y comprender, con un mensaje explícito pero sin llegar a mojar, sin carcomer si quiera la cáscara del corazón humano porque todo es demasiado liviano en la película. No obstante es cierto que tiene sus accesos al humor, al buen humor basado en frases espontáneas y situaciones extraordinarias que nunca atraviesan la barrera del ridículo o lo excéntrico, muy natural y es verdad también que el filme esconde mucho más de lo que su visionado feliz y rápido puede indicar en un primer momento, pero sin embargo, aunque oculte mucho más, la sensación que queda es la de no haber aprovechado en demasía los elementos dramáticos que ofrece la trama (que los hay a raudales pero no salen apenas a flote). La influencia oriental en el filme solo se la dan los protagonista porque está rodada entera como una comedia costumbrista norteamericana por lo que el tratamiento técnico es también muy sencillo y no hay ocasión  de disfrutar del tratamiento estético y colorista que estos directores suelen dar a sus trabajos, aquí Ang Lee está simplemente correcto y al menos se permite no incurrir en los tópicos que suele acarrear este tipo de películas. Más por su guión que por su fuerza dramática o su estética, El banquete de boda es una buena película, pero en sus enredos se pierde mucho del potencial que podría tener y el tono de ‘sobremesa’ que tiene le hace perder credibilidad, se vende peor en el visionado de lo que realmente es y eso también cuenta.

Nota: 6

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: