Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Braindead

Título: Braindead

Director: Peter Jackson

Interpretación: Thimoty Balme, Diana Peñalver, Elisabeth moody

Nueva Zelanda 1992

 

 

 

 

-“Tú madre se ha comido a mi perro, pero no todo”.

-“La muerte está a tu alrededor, habrá terrible sufrimiento, estas marcado”.

 

¿Cómo una cinta de serie B, de guión absurdo, mal interpretada y peor realizada puede llegar a convertirse en una película de culto?, la respuesta hay que hallarla en la imaginación, en un descaro terrible a la hora de dirigir, a olvidar cualquier tipo de convencionalismo (excepto en las escenas de amor que sí son tópicas) y en crear un subgénero dentro de un subgénero. En efecto, la mente enfermiza de un neozelandés llamado Peter Jackson, creo un día, mucho antes de hacerse famoso con la saga de El Señor de los Anillos, una disparatada película de gore cómico, por ello, pese a sus pecados como filme tiene un algo especial y es el saber reirse a carcajadas de descuartizamientos, tripas esparcidas, decapitaciones, trituraciones de carne humana y miles de litros de tomate frito desparramados a lo largo de uno de los celuloides más irreverentes de la historia, pero absolutamente hilarante. Componen esta alocada historia zombies follando, bebés asesinos, un cura karateca, un héroe armado con un cortacésped y una madre que trata de devolver a su hijo al vientre materno. Esta coctelera disparatada y delirante es el engendro de esta película, que pese al regusto positivo que te deja por su innovación y su carácter gamberro y tremendamente ‘freaks’, cuando te detienes en su análisis no puedes uno dejar de olvidar que más que una película lo que uno ha visto es un broma rodada entre amigos que alcanza niveles internacionales, como algunos de los actuales videos que se cuelgan en Youtube. Asi que, pese a recomendarla, hay que suspenderla sin más remedio, porque su factura es mediocre, las interpretaciones penosas (especialmente la de la española Diana Peñalver en esta aventura que se marcó por las antípodas), el guión pierde fuelle por todos lados en busca de privilegiar la risa y hasta los efectos especiales son cutre plastilina en muchos momentos, En lo positivo, algunos aspectos del guión, que si en vez de tomarlo como un todo, lo desmenuzáramos cual cadáver de zombie, nos quedaría de veras algunas escenas memorables, veáse cuando se devora al perro, la escena final de la madre tratando de llevarse al vientre a su hijo (lo que esconde una gran crítica) las natillas de oreja servidas en una comida, las travesuras del bebé zombie, o los denodados esfuerzos de una tripa por ahogar a su adversario. Diferente, especial, provocadora, pero mala.

 Nota: 4

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: