Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Rojo oscuro

Título: Rojo Oscuro

Dirección: Dario Argento

Interpretacción: David Hemmings, Daría Nicolodi, Gabriele Lavia, Macha Meril

Italia 1975

 

 

 

 

 

-“El asesino es un paranoico esquizoide, cualquiera que mate con una furia semejante lo hace en un estado de enajenación”.

-“Yo me desafío a mi mismo y siempre pierdo, si yo hiciese lo que tu intentas hacer, acabaría asesinado yo mismo”.

 

Efectista al máximo y con grandes lecciones de uso de la cámara para provocar la asfixia del espectador, el miedo turbador y el suspense extremo, esta interesante cinta de Dario Argento es un ejemplo de la buena realización de una mala historia. Porque en efecto, la cinta tiene detalles singulares, el uso de la clamara subjetiva, los trávellings sobre detalles que nos muestra cada grumo de sangre para interiorizarlo más, algunos planos excéntricos que perturbar y que al mismo tiempo esconden la identidad del asesino… del mismo modo, además de utilizar muy bien la cámara en cada momento, la película también destaca por el magnífico uso (tal vez en exceso) de una escenografía barroca  que preludia la sangre y el miedo, cuadros con caras desencajadas, mansiones abandonadas, muebles desvencijados, juegos de espejo, dibujos inquietantes, pájaros homicidas, o muñecos ahorcados… toda una galería de imaginería del terror que aquí se utiliza con cierto gusto, aunque insisto de forma excesiva y recargada. Los fallos estriban sobre todo en la propia historia, en la inverosimilitud del guión, la terna de casualidades que deben darse para mantener en pie el guión, los esfuerzos de fe que debe hacer el espectador para permitir que la historia siga adelante con cierta coherencia, a lo que el gusto sadista del director por recrearse en la agonía de las víctimas no ayuda en absoluto, también es sangrienta en exceso. A esto hay que sumarle una muy mala elección de la música que normalmente con ruidos estridentes que te sacan de la historia (el asesinato a ritmo de sintetizador no me termina de convencer), y unas interpretaciones con mucha más pena que gloria. En definitiva el desprecio del director por la cuestión narrativa y la presentación de personajes hace que la película no enganche del todo y sea un regodeo en la sangre bien filmada, todo se reduce a unos cuantos diálogos muy extravagantes. Toda la energía del directos se vuelca en conseguir planos impactantes y una atmosfera adecuada, muy colorista siempre que dibuje el verdadero contenido narrativo, de toda forma, aunque la fuerza radicara aquí, la sangre falsa y lo recargado de las historias tampoco dejarían que la película se marchara con un aprobado aunque debe reconocerse la buena técnica y el sobresaliente efectismo de un par de escenas que te hacen saltar del sillón.

Nota: 4

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: