Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Ran

Título: Ran

Dirección: Akira Kurosawa

Interpretación; Tatsuya Nakadai, Akira Terao, Jimpachi Nezu, Daisuke Ryu.

Japón. 1985

 

 

 

 

 

-“Fui yo quien tomé este castillo, con vuestra familia dentro, deberíais odiarme, me sentiría mejor”.

-“Riete Tango, mira en lo que me he convertido, yo el gran Hidetora, desterrado por sus hijos”.

-“En este mundo loco, volverse loco es estar cuerdo”.

-“Nada me hubiera afectado menos que la muerte de mi marido, pero me preocupa que va a ser de mí”.

-“Solo un loco permanece en una roca que se desploma”.

-“Todos los hombres nacen llorando y mueren cuando ya han llorado lo suficiente”.

-“¿Es que no existe Dios en este mundo, tan aburridos están en los cielos que tienen que ver a los hombres morir como gusanos?”

 

Shakespeare Nipón.

 

La película Ran, una de las más veneradas de uno de los más venerados, está en mi opinión sobrevalorada. Muy buena técnicamente, (desde la dirección a la fotografía) y con un guión que trata temas tan profundos y humanos como la ambición, la traición, la lucha de poderes, las relaciones paterno-filiales, o la guerra de forma fiel, acompañado de unos diálogos certeros y de tintes filosóficos en muchas ocasiones, peca sin embargo, de algunos errores como su excesivo metraje. Utilizar 2 horas y 40 minutos para esta historia es sin duda demasiado y se podría haber resumido más ya que hay escenas que sobran sin que realmente se pierda nada importante. Pese a que el pulso narrativo es muy bueno casi en todo momento, hay veces en los que divaga y se vuelve algo mustio para volver a su ser original en otra escena, ocurre esto por ejemplo, en las escenas de guerra, donde la precisión de los peones moverse sobre el tablero es sublime y es Kurosawa el que hace de general realmente dirigiendo con gran destreza todo lo que ocurre en el campo de batalla, para mostrarlo sin embargo, utiliza muchas tomas que no son más que gente muriendo una tras otra (en una preciosa coreografía de estandartes) que llega a cansar. Su otro mal radica en la teatralización de algunos personajes, comenzando por el señor del clan que tanto en su condición de regio señor como en la de loco, está sobreactuado, incluso por el maquillaje, hecho que hace perder mucha credibilidad. Muy bueno el personaje de Lady Kaede, la maldad pura en una mujer y es que el papel de la mujer en esta película es bastante interesante y la coloca como cerebro de toda trama aunque su papel social fuera muy secundario. La escena final del ciego es también exquisita, sublime y llena de tensión, con tintes muy poéticos. Es en definitiva una muy buena película pero llevada por la crítica a estandartes demasiado altos teniendo en cuenta estos errores de bulto.

 Nota: 6

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Ran

  1. Pingback: Crónica de un ser vivo « Palomitas con choco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: