Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

My blueberry nights

Título: My Blueberry Nights

Dirección: Wong Kar-Wai

Interpretación: Norah Jones, Jude Law, Natalie Portman, Rachel Weisz, David Strathairn.

Hong-Kong. 2007

 

 

 

 

 

-“A veces utilizamos a otras personas como un espejo, para que nos definan y nos digan como somos, y cada reflejo hace que me guste un poco más”.

-“Vine aquí la noche que me fui, pero no pasé de la puerta, sabía que si entraba seguiría siendo la vieja Elisabeth, y ya no quería ser esa persona”.

 

Labios comen arándanos.

 

Adoro a Wong Kar Wai, incluso en esta aventura con actores norteamericanos y al estilo de una road movie que poco tiene que ver en cuanto a escenarios con su trabajo anterior, pero sigue teniendo esa extraña visión del amor sosegada, magnética, de eterna espera con la que encandila. Es my Blueberry nights, nuevamente una película con sello de director valiente, con planos abruptos en cualquier director que el suaviza en sus escenas, con una utilización magistral de los colores, las luces reflejadas en los cristales, las caras matizadas por los reflejos, los labios de Nora Jones empapados de tarta de arándanos… preciosa, una vez más en el plano estético y esta vez no tiene que utilizar pagodas chinas o cascadas para lograrlo, le sobra un típico bar neoyorquino y la magnificencia que encierra Nueva York como ciudad. En esta ocasión, sin embargo, el guión flojea y mucho, la historia es muy sencilla (el hecho de que sólo dure 90 minutos ayuda a digerir mejor la película) y además tiene algunas escenas que no acaban de ser verosímiles, la irrupción en el tramo final de la película de Natalie Portman como jugadora de Poker es especialmente desapacible y no muy creíble. En cuanto a las actuaciones, fantástica en su dulzura Norah Jones, algo más flojo el resto del reparto. Ayudan a la película sin embargo, además de la destreza de este director para fotografiar una ciudad y el corolario técnico que utiliza para ello (fantásticos recursos como el beso final o la utilización de la cámara subjetiva del bar) unos diálogos muy agudos y certeros que te ayudan a sobrellevar más la historia, y la utilización de metáforas (llaves y puertas que simbolizan un nuevo paso en la vida, el coche para escapar y volver al mismo tiempo) que dan mucho juego tanto en lo visual como en lo guionístico, también fantástica la banda sonora, otro de los recursos que Wong Kar Wai sabe utilizar como casi nadie, poniendo el sonido idóneo a cada escena. Pero pese a todo, pese a la grandeza de este director para captar el desamor, es una película tan calmada que no llega a emocionar demasiado, y aunque despierta muchos sentimientos, lo hace de una forma tímida, apenas se desperezan. Aún así una gran película.

 Nota: 7

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “My blueberry nights

  1. Pingback: Chungking Express « Palomitas con choco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: