Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Deseando amar (In the mood for love)

Título: Deseando Amar (In the mood for love)

Dirección: Wong Kar Way

Interpretación: Tony Leung, Maggie Cheung

Hong-Kong 2000

 

 

 

 

-“Cuando uno tiene un secreto que no quiere contar a nadie, tiene que subir a una montaña, buscar un árbol, hacerle un agujero y susurrarlo y luego taparlo con barro”.

-“Necesito un cambio de aires, creí que no éramos como ellos, pero mi mujer nunca dejará a tu marido”.

 

Amor al ralentí.

 

Es una de esas películas que se te clavan para siempre y que no puedes dejar de volver a ellas, nunca te cansas de verla. In the mood for love sumerge al espectador en decadentes paisajes urbanos, en vestidos de gala, en sus ritmos de bolero, en pasos a cámara lenta, en los humos de cigarros que dibujan la reflexión… No se muy bien en qué consiste la magia de Deseando amar, pero es mágica y envolvente y te crea un desasosiego en el alma. Creo que el secreto está en el despliegue técnico que consigue, contraluces soberbios, paisajes urbanos que tejen la historia, los pequeños detalles de muebles, corbatas, zapatos, en plano detalle, que van revelando la no tan secreta historia de amor de la película, ese amor exasperado y sin consumar que desconcierta, que insufla los pulmones de suspiros, esos microtrávellings de la cortina a la cara del personaje, los constantes fundidos a negro, los planos maquillados de una cadera junto al teléfono, una bocanada de humo surcando el cielo…, o tal vez por la utilización de esos colores en amarillo y rojo que te asaltan la vista en una película generalizada con tonos grises, o la fabulosa  música de Michael Galasso, junto a la utilización de los boleros como arma de desaliento amoroso, o la tensión que se crea en algunos diálogos trampa, cuando el espectador cree que se está hablando de una cosa y en realidad es otra, o por que las caricias son tan furtivas y deseadas que cuando se producen restallan en el celuloide, o porque el amor se cuece lentamente, incluso utilizando la cámara lenta para hipnotizar con la mirada furtiva, el gesto impreciso, la media sonrisa evanescente, para revelar al fin y al cabo eso que sólo captaríamos de modo inconsciente a 24 fotogramas por segundo. O porqué es una historia de amor shakesperiana, donde el amor está por encima del sacrificio de ambos, donde no hay sexo, ni siquiera besos donde todo es la seducción parsimoniosa que te arrastra, porque el seducido al final es el espectador que no puede escapar de la telaraña entretejida por un director que ha dejado para siempre una obra maestra a su cargo.  Es ante todo una película elaborada con una precisión milimétrica y una sensibilidad a flor de piel que te lleva hasta la emoción, contenida, como el amor de sus personajes, porque todo aparece como susurrado hasta el erotismo innato de la magistral interpretación de Maggie Cheung, es bella y turbadora porque lo dice todo sin llegar a decir nada, porque parecemos conocer con una profundidad abisal los secretos de dos corazones en realidad ignotos. Es ante todo que Wong Kar Wai parte desde fuera de cualquier convencionalismo y realiza esta filme como si fuera la primera historia de amor rodada, como si nada estuviera inventado antes, y él lo reinventa. Es una maravilla, arte en estado puro.

Nota: 10

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Deseando amar (In the mood for love)

  1. Pingback: Chungking Express « Palomitas con choco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: