Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Amarcord

Título: Amarcord

Dirección: Federico Fellini

Interpretación: Bruno Zanin, Pupella Maggio, Armando Brescia, Ciccio Ingrasia, Magallie Noel.

Italia. 1973

 

 

 

 

 

 

 -“Como tenía que contarle algo, le dije que una vez me toqué un poco, y que en seguida me arrepentí”.

-“Puedes irte a casa, ¿has visto?, los fascistas no somos tan malos, no te hemos tocado un pelo, poco ha faltado para que te ofrecieran un café”

 

El esperpento exagerado.

 

Mágica película la que nos trae Fellini recordando su infancia en los años 30 en una Italia fascista pero llena de vitalidad, alegría, con personajes un tanto esperpénticos, que se rien del absurdo que lo exageran todo, que buscan el sexo, que tratan de ser felices en esa Italia rural donde la política importa poco mientras se pueda vivir alegre. Este retrato vitalista con un reparto coral que asigna a cada personaje del pueblo un papel destacado para formar el todo único (la colectividad del pueblo es el verdadero protagonista de esta comedia) te va atropellando con pequeñas historias y vivencias sin contar una en concreto, son multitud de retazos de una niñez recordada pero que deja decenas de escenas para el recuerdo, desde las tetas de la estanquera, al tío loco que se sube a un árbol, la Internacional sonando en un gramófono desde la iglesia del pueblo, la gran nevada, la llegada del gran barco… son pequeñas pinceladas con las que disfrutar brevemente para dar paso a otras y juntas conjugar ese retrato del pueblo, en un guión, un tanto absurdo, hilarante, pero bien definido al fin y al cabo, donde caben hasta las mentiras de sus protagonistas, los sueños, las verdades, las tragedias, etc.  A todo esto hay que añadir una banda sonora perfecta, de las más recordadas  de la historia del cine y un trabajo de dirección brillante,  además de un trabajo escenográfico muy bueno capaz de llevarnos a esa época y de una fotografía de no poca profundidad. Pero lo mejor, en mi opinión, de esta película que ha pasado a la historia del cine como obra maestra son la correlación de personajes a cada cual más esperpéntico y encantador. La prostituta ninfómana que siempre tiene una pose erótica, la estanquera tetona, la ‘prima dona’ que espera a su príncipe azul, el niño gordo enamorado, el comunista malhumorado o el acordeonista ciego, forman un plantel magnífico de personajes para contar una historia sin igual en esa Italia siempre bajo la sombra del humor y la exageración.

Nota: 8

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: