Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Paris, Texas

Título: Paris, Texas.

Dirección: Win Wenders

Interpretacción: Harry Dean Stanton, Natassja Kimski, Dean Stockwell, Aurore Clément.

Alemania. 1984

 

 

 

 

-“Soñó con ese sitio sin conocer su nombre, y cuando despertó estaba ardiendo, había llamas azules quemando las sábanas, corrió hacia las llamas, hacia las únicas personas que amaba, pero se habían ido”.

-“Voy a llamar a este número a ver si me dicen quien eres, aquí no tengo camas suficientes como para recoger a mudos”.

 

 

Confesiones de cabina

Hay que reconocer que el panorama de desolación que dibuja Win Wenders en esta película es tremendamente atractivo, un ser atávico, casi deshumanizado que deambula por el desierto sin ningún objetivo, mudo que ha roto con el pasado y que sólo las duras condiciones del desierto del Mojabe, cuatro años después de desaparecer, le llevan a recuperar muy poco a poco su ser. Tiene un enigma que plantea desde el principio ¿Qué le ha llevado a esta persona a estar así?, tal vez el final te pueda decepcionar pero el camino de la intriga es emocionante y desemboca en esa escena de cabina de sex shop soberbia, magnífica donde se dice todo de manera cruda y poética un diálogo apasionante por cuya única concurrencia ya merece la pena ver la película. Entre medias, hay muchas cosas que se pierden los esfuerzos por ser padre del protagonistas, llegan como demasiado rápidos, no son muy verosímiles en un personaje al que habíamos visto vagar por el desierto minutos antes y la facilidad con la que comulga con su hijo resulta chocante, hay un tramo intermedio en la película en la que todo pierde un poco el sentido y sólo queda el enigma inicial. Pero por la demás, esa forma de presentar los hechos con una música envolvente que genera más ansias de quedarse con las ganas de conocer, esos planos en el desiertos polvoriento, la fotografía insólita de París te lleva a un mundo de melancolía de carreteras kilómetricas que se pierden en el horizonte, engatusa a cualquiera porque el inicio es enérgico, turgente, aunque insisto, termine por perderse un poco en el medio del metraje y vuelta a retomarlo casi al final. La síntesis narrativa no resulta del ser del todo fuerte. Buena estética, buen guión, caracterizaciones un tanto trilladas, y una Natassja Kimski que enamora en su corta aparición, un clásico de las road movies, lo suficientemente extraña e intrigrante para considerarse un clásico aunque fílmicamente le falte para ser una verdadera película imprescindible, peinada por la cadente fotografía del desierto y esa banda sonora que roza lo genial por su increíble acoplamiento con la historia presentada.

 Nota: 7

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: