Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Oldboy

Título: Oldboy

Dirección: Chan Wook Park

Interpretación: Min Sik-Choi, Ji Tae-Yu, Hye Jeong Kang

Corea Sur 2003

 

 

 

-“Sea un grano de arena o una piedra, en el agua se hunde igual”.

-“no podrás saber porqué si me matas, desperdiciarás 15 años de curiosidad”.

-“Aunque no sea más que una bestia, ¿Acaso no tengo derecho a vivir?”

-“Ríe y el mundo entero reirá contigo, llora y llorarás solo”

 

 

Oldboy es una película para darte cuenta de que en el cine no todo está inventado. Esta historia de venganza y violencia en grado mayor, cuenta con un guión excepcional, absolutamente intrincado, perturbador, inabordable y sin embargo, su maquinaria compleja y desorientadora funciona con la precisión de un reloj suizo, es magistral. Te engancha desde el primer momento y no te suelta y lo mejor es que ni remotamente uno se puede imaginar el devenir de los acontecimientos (con una acción trepidante) hasta desembocar en un final majestuoso, que te deja con la boca abierta y el corazón palpitando con la sensación de haber contemplado la obra de un genio loco. La historia está basada en un cómic cuyo lenguaje este director coreano ha sabido llevar a la perfección a la pantalla, con toda su violencia y espectacularidad. La utilización de la música clásica para acompañar las sangrientas escenas son otro de los aciertos del director que en este caso copia la metodología sonora de Kubrick en La Naranja Mecánica. La mezcolanza de géneros entre el drama, el thriller, el romance, la acción… funciona a la perfección en el desarrollo del filme. También a destacar la profundidad psicológica que da a los personajes y a la propia historia, y es que un película que tiene como argumento de base un secuestro de 15 años sin saber porqué y su posterior puesta en libertad sin saber tampoco porqué abre un abanico de posibilidades inmenso. A parte del sorprendente final, hay escenas inmensas, cuando el protagonista se como un pulpo crudo, cuando le arranca los dientes por venganza a uno de los malos, la canción que le canta la protagonista femenina con voz entrecortada y que da vía libre al coito entre los personajes, los recuerdos en la escuela como Voyeur etc. Y al margen de todo esto, ahora vamos con la técnica, quizás menos vistosa que la habitual en el cine coreano, pero también maravillosa. En este caso Chan Wook Park, utiliza las microelipsis para acelerar la acción dotando de un gran dinamismo a la cinta, y los travellings laterales, especialmente en las escenas de lucha, también están muy bien conseguidos y la utilización de primeros planos para aumentar el sadismo de algunas de las acciones también dan ocasión de lucirse al director. Frases memorables y personajes carismáticos aderezan si cabe aún más este excelso y vertiginoso filme. Una película para no olvidar.

Nota: 9

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Oldboy

  1. Pingback: Soy un cyborg « Palomitas con choco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: