Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Memorias del subdesarrollo

Título: Memorias del subdesarollo.

Dirección: Tomás Gutiérrez Alea.

Interpretación: Sergio Corrieri, Daysi Granados, Eslinda Nuñez.

Cuba. 1968

 

 

 

 

 

-“Cada uno recurre a su propia individualidad cuando quiere alejarse de la miseria ajena que lo contamina o recurre al grupo cuando tiene que asumir su responsabilidad y contamina entonces a los otros”.

 -“Mi vida es como un vegetal monstruoso y fofo de hojas caídas y sin fruto. Yo creo que aparento cierta dignidad”.

 

Docupolitica interior.

 

La misma voz repetida hasta el hastío es la que se encarga de ofrecer a modo de monólogo interior del protagonista las contradicciones, anhelos, prejuicios y debilidades de la vida en la Cuba postrevolucionaria. Con decenas de escenas rodadas a modo de documental y un realismo vigoroso, táctil, es una  película demasiado profunda, de altivo tono filosófico surgido en  modo narrativo en la cabeza pensante y libre de un intelectual cubano. Es esa libertad narrativa, capaz de basar un guión en los monólogos interiores, de introducir declaraciones políticas de personajes reales, con imágenes de la televisión, aderezarlas con lecturas del periódico, de los informativos de la radio y hasta con secuencias sexuales sacadas de los cortes censurados de otras películas, lo más atrevido y lo que más atrae de la cinta, así como las vidas que muestra, desamparadas, solitarias en esa Cuba moderna de coches, revistas y restaurantes, pero subdesarrollada en otros sentidos sobre los que se reflexiona. Es sin duda interesante, pero el camino que escoge el director es largo incluso para una película de apenas 90 minutos. Los silencios y el sonido ambiente se hacen a veces eternos, los monólogos tediosos, el lenguaje demasiado abstracto y encorsetado a un país y una época y las historias pasan (algunas de ellas sorprendentes y entretenidas) sin que se sepa muy bien como empezaron ni porqué terminan, muy difusa en el sentido de la narración, aunque se marque un tanto en lo que cuenta. Sorprende la capacidad de crítica que tiene para con el régimen castrista pese a que el director comulgue con el mismo. Una película interesante y libérrima aunque mal enfocada para el público general que la utilizará como somnífero.

 Nota: 4

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: