Palomitas con choco

Críticas de cine, desde Huelva

Archivo para la etiqueta “asesinatos y violaciones”

Crónica de un asesino en serie

Título: Crónica de un asesino en serie

Dirección: Bong Joon-ho

Interpretación: Song Kang-Ho, Kim Sang-Kyung, Ki Roe-Ha, Song Jae-Ho.

Corea del Sur. 2003

 

 

 

-“Ese chico es justo lo opuesto a lo que estamos buscando”

-“No lo entiendo, desde cuando hacerse una paja es un delito”

-“Era un hombre corriente”

 

Dos detectives y un bucle

 

Película con todos los elementos del Thriller tradicional, pero a la coreana, claro, más entusiasta en los aspectos técnicos y con una narrativa diferente que pone trampas al espectador (y a los propios detectives protagonistas de la película) para hacerles reconocer una tras otro a diferentes sospechosos de una serie de asesinatos con violación que ocurren en una pequeña población rural de Corea. Sospechar, detener y no conseguir pruebas de los diferentes personajes que podrían haber sido los asesinos se convierte en una especie de bucle, en un zig-zag narrativo de cierta elocuencia, que despierta interés e intriga, y que hace que el personaje del asesino, aquél que sólo aparece como un fantasma, como una sombra imprecisa y fugaz, sea cada vez más portentoso y despierte cada vez más interés en el espectador. Es otra forma de narración sin duda, buenos mimbres para una película a la que además le acompaña una buena factura técnica, una fotografía ensombrecedora e inquietante, callejones estrechos, lluvia aporreando los cristales, en fin, los elementos que maneja un buen director (Concha de plata en el Festival de San Sebastian por esta tarea) y que despertó las simpatías y los elogios de gran parte de la crítica. Y sin embargo a mí, hay algunos elementos que no me gustaron y que pasaré a concretar.

 

  1. PERSONAJES. La base principal sobre la que se asientan los personajes, es anodina, poco original, e inverosímil. Al principio nos encontramos con un detective violentísimo, que pega patadas a lo Jackie Chan son preguntar, otro torpe, un tontaina al que sólo se le ocurren ideas descabelladas y que encima es exageradamente orgulloso y quiere tener razón y por último, nos encontramos con un tercer detective, llegado de Seúl, la capital del país, para resolver el crimen, un cerebrito, mucho más científico y analista… La escenificación de los tres personajes al principio es simplemente patética, no diré más. Pero el director añade una ventaja y es la evolución de los personajes a lo largo del filme, estos tres clichés con patas terminarán convertidos en personajes de verdad, con sus matices, sus lados oscuros… con un carácter menos definido, más ambivalente según las situaciones, en resumen, más realista e interesante. La evolución de los personajes es maravillosa, pero durante gran parte de la película tenemos que convivir con la irrealidad.
  2. ACTUACIONES. Aunque el filme tenga su sello asiático, en general el formato de rodaje es bastante hollywoodiense, y eso es positivo en cuanto a las actuaciones, ya que el cine asiático nos suele regalar interpretaciones exageradas y teatrales pero… seamos francos, no hay buenos actores en esta película, tampoco son deplorables pero cuesta empatizar con los sentimientos de los protagonistas.
  3. MÚSICA. Al igual que ocurre con los personajes va mejorando a lo largo de la película, pero durante mucho tiempo es una mera comparsa sin una función narrativa clara, no te estremece al encontrarse un cadáver, no te sube el pulso ante una persecución ni te emociona en los momentos en los que los personajes parecen darlo todo por perdido. Es un elemento plano en la película.
  4. GUIÓN. No quiero hacer mucha sangre aquí porque en líneas generales, es muy bueno, cuenta una historia con contundencia, jugando con el espectador y despertando la intriga, el papel principal lo cumple, pero se echa de menos, para empezar, algunos diálogos más elocuentes, alguna frase que recordar, en la película por que son bastante banales. Aunque no en todo momento, también es bastante previsible en algunas cuestiones (Hay concretamente dos giros de guión que no revelaré que yo había adivinado previamente) y que le quitan valor a lo que está sucediendo, y también hay algún fallo de racord (nada importante, pero demuestra que la película no está cuidada) que te salta a la vista.

 

Son algunas de las cosas que me hacen pensar que la película está sobrevalorada y que la crítica que asistió en 2003 al Festival de Cine de San Sebastián se precipitó a la hora de colocarle galones. Pero admito que si la película hubiera comenzado de la mitad en adelante, cuando las escenas ganan en intensidad, la madeja se deshilvana y se enmaraña una y otra vez y los personajes empiezan a adquirir un cariz más complejo, la nota para esta película hubiera sido más alta, porque sin duda va de menos a más, hasta acabar en un final memorable, enigmático y significativo… lo único que merece ser recordado de la película pese a todos los elementos de acción que conjuga.

 

Nota: 5.

 

Navegador de artículos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 164 seguidores